Tengo un cole especial. Nuestra particular vuelta al cole.

El cole debería ser donde pasamos los mejores años de nuestra infancia, un lugar donde aprender de verdad, donde jugar, y donde su estancia sea un lugar reconfortante que de seguridad al niño… esa es mi visión de colegio, una visión que jamás tuve de niña, y que merece otro post entero contar mí historia. Lo más triste de todo esto, es que tras pasados más de 30 años, esto lejos de mejorar, va a peor.

El mayor comenzó el colegio allá por el 2013, un cole cercano a casa, de linea 1, lo que me hacía pensar que sería un colegio cercano a la familia al ser pequeño… obviamente fue todo lo contrario, cerrado herméticamente a la familia, y por hacer un resumen, por que no quiero hablar de él, os diré que estando en segundo de infantil, y tercero de infantil les hacían exámenes, ¡por favor! ¡si ni saben que es un examen y para que sirve! ¡si no tienen capacidad para entenderlo!… ¡quise huir!, y así lo hice, el trato con mi niño, no era bueno, especialmente por su propia tutora, como no quería que continuase con ese rechazo al cole que le invadía, busque una alternativa, quise encontrar algo que fuera la antítesis a un colegio tradicional y aunque me costó, ¡lo encontré!¡y público!

Y de este cole nuevo solo puedo hablar cosas buenas, han conseguido que mi hijo quiera ir al cole, su maestra es literalmente ¡increíble!, cariñosa, empática, con ganas de enseñar…

Sólo podría decir una cosa mala, y no sería del cole en sí, si no de lo mal cuidada que está la educación pública, en nuestro cole están tardando más de 20 días en traernos un@ maestr@ sustituto de una de las clases de infantil, con lo que supone la adaptación en estas edades, muestran tener muy poca empatía hacia nuestros-sus niños, y lo tenía que contar, porque estoy bastante indignada con el tema.

¡Mejor sigo hablando de lo bueno!

Este cole, trabaja con metodologías innovadoras, asique utilizan los proyectos, los rincones, la cooperación, la inclusión, nada de exámenes, ni deberes, ni libros… No puedo detenerme en explicar esto muy a fondo, porque al no ser maestra este campo se escapa mucho de mi conocimiento, pero desde fuera es una maravilla y sobre todo aprenden muchísimo y aprenden de verdad, sin darse cuenta.

Por supuesto las familias podemos estar presentes, de hecho sin las familias, el proyecto de este cole se iría al garete, lo que me invitó mucho más a enamorarme de él.

Este curso, la mediana ha empezado, y bueno como es natural, todo tiene su proceso de adaptación y ella a pesar de haber estado en una casita de niños, lo ha necesitado, si soy franca, pensaba que no iba a necesitar adaptación alguna, por que como ella ha ido tanto al cole de su hermano, y como venía de la casita a la que iba feliz… pero sí, y lo bueno es que he podido estar acompañandola. En otros coles, tienes que dejarles el tiempo que estipula el centro, cada día un poco más hasta que ya completas la jornada, y este adaptado el niño o no, ya no puedes aparecer a recogerle, pues en nuestro cole no, podemos estar en el aula con ellos, hasta que ellos hayan conseguido adaptarse, lo bueno de todo esto es que no hay dramas, no ves a niños llorando a la entrada por que se sienten fatal por que se quedan en un sitio nuevo sin sus papás o mamás, y eso ayuda a que el niño este confiado en el lugar, por que, ¿qué pensariais vosotros, si vais a vuestro primer día de trabajo en un sitio nuevo, y os encontráis a todos los compañeros llorando? Deteneos un momento a pesar esa situación, a mí me daría miedo… Por suerte mí mediana ha tardado dos días en estar cómoda, por lo que me he retirado, va contenta, va feliz, y juega, juega mucho, que es la naturaleza del niño, y es como de verdad adquieren conocimientos.

No puedo contaros mucho más sobre estas maravillas que hacen en mi cole, porque como os he dicho al no ser maestra no puedo adentrarme en las metodologías etc… (Si os interesa mucho, puedo indagar y escribir lo que me cuenten), lo que sí puedo decir es que ellos van felices, y para mí eso es lo más importante, el cole no debería ser un lugar donde sufrir, tienen toda la vida para eso. Al poder estar presentes en el cole cuando ellos lo necesitan, es una adaptación muy sencilla y nada dramática, por tanto y sintetizando, ¡Ya estamos adaptados! ¡Y ha estado guay!

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s