¡Y calló la gota fría!!

Me he pensado mucho si escribir este post o no, pero pensando y pensando, he llegado a la conclusión, que un blog que nació para ayudar con mí experiencia a otras mamás, en un estado de postparto un poco loco, se ha convertido en mí diario-desahogo. Y como es mí blog, y es personal, ¡escribo lo que me da la gana!, y ya de paso, me desahogo.

Pues bien, mí marido, al que suelo llamar el manager, es miembro de la UME, y no es que sea más importante, que cualquier otro marido de cualquier otra mujer u hombre, es decir, que no doy importancia a lo que se dedica, obviamente le doy importancia a él, que es mí chico desde que tengo 17 años, y ya llevamos la friolera de 20 años juntos.

Lo que quiero aquí plasmar, es la importancia que tienen, los miembros de las fuerzas armadas y fuerzas de seguridad del estado, y en especial, la tropa o lo que viene a ser, los peones de la pirámide de organización, por que al final, son los que se juegan la vida, para poder salvar la de otros.

Estos días la gota fría ha sido devastadora para nuestro país, y el ejército ha sido la salvación, junto con la guardia civil, que son los que están preparándose durante todo el año, para que cuando ocurre esto, puedan acudir a salvar vidas, y gracias a ellos, no hemos lamentado muchas más víctimas humanas, de las que ya ha habido. Su labor ha sido sobresaliente.

Estas personas, son seres humanos, que tienen familia, esposas, padres, hermanos, hijos. Esta familia que dejan en casa, les echa de menos, los medios de comunicación no tranquilizan en absoluto, y se van, sin saber cuándo van a volver, con lo que eso implica en cuanto a logística, sobre todo, cuando tienes hijos, en nuestro caso 3. La organización puede ser una locura, pero asumimos su vocación, (por que son trabajos vocacionales, os lo aseguro) y esperamos pacientemente su regreso.

Pero luego, entras en redes y ves comentarios de gente anónima, que parece que les molesta, se mofan y dicen frases un poco feas (o un mucho), como si no fuese de admiración su labor, o como si fuese algo feo. Pues mira ¡no!, me parece muy muy mal este hecho; el otro día escuchaba en el podcast de madresfera, a Mónica de La Fuente comentar, que qué feo, comentar cosas a gente desde el perfil de la red social, y que bueno… al final ¡es acoso! No nos engañemos, ¡lo es!, (escuchad madresfera que mola y se aprende mucho); el caso, es que leer, comentarios feos, cuando ves que tu marido no está, o incluso, la retirada de importancia, a la labor que están haciendo, cuando estás sufriendo su ausencia, cuando no sabes cuando va a volver, cuando tus hijos preguntan a diario, ¿cuándo vuelve papá? Pues ¡qué queréis que os diga! Duele en el alma…

Está muy feo, meterse con personas, ya sea de manera personal, o colectiva como en este caso, es feo, no se debe de hacer, ¿qué valores les enseñamos a nuestros hijos, hablandoles mal de la policia o el ejército? Están para protegernos, no debemos engañarles, porque obviamente, una persona que se escuda en una red social, para hablar mal de una persona, o en este caso una organización estatal, lo hace también en casa, y los niños que también son personas, y tienen oidos, lo oyen y como su papa y/o su mamá, lo dicen, ellos lo creen a pies puntillas, por que somos lo más para ellos… Está muy feo, y me duele…

Y como me duele y es mí blog, lo cuento y ya aprovecho desde aquí, y le digo, al manager, lo mucho que le queremos y le echamos de menos.

Y también aprovecho y doy las gracias por todas aquellas personas que sí están agradecidas.

Gracias.

(foto cogida de las redes sociales de la Unidad Militar de Emergencias)

4 comentarios

  1. Como reciente mamá (mi peque tiene 6 meses) y como mujer de militar que ahora está en misión en el extranjero, no sabes como te entiendo. En este país no se tiene ningún respeto a las fuerzas de seguridad ni al ejército. En otros países son profesiones muy reconocidas y apreciadas porque efectivamente la gente sabe que son vocacionales. Porque para perderse la vida de tus hijos para ayudar a otros hay que tener vocación. Para arriesgar la vida ayudando a desconocidos hay que tener vocación. Y al menos, digo yo, ya que no se respeta y no se ayuda a las familias en prácticamente nada, podrían callarse y no insultar.
    Todo mis respeto y admiración para todas las mamis y papis que se quedan en casa organizando y cuidando que ahora estoy sabiendo lo que es.

    Me gusta

  2. Me hierve la sangre cuando leo o escucho el clásico: sabían donde se metían, o que hubiesen estudiado.
    Me saca de mis casillas cuando los de arriba los tratan como robots, sin vida propia incluso para divertir en sus días libres a sus amigos que quieren hacer digamos por ejemplo, descenso, por que cree que puede tirar de los de abajo en vez de pagar un guía para ello y obligando a esos soldados a dejar sola de nuevo a su familia traa haber estado fuera la semana de maniobras. Entro en colera cuando les llevan a mil sitios a ayudar pero llegan y no tienen ni un sitio donde asearse después de 12 horas seguidas trabajando y no tendiendo ni 6 de descanso. Entro en colera cuando alguien en su comodo despacho decide que el para no hacer nada vale hasta los 65 años ocupando un puesto en el que ya esta absoleto, pero que cree que los de abajo a los 45 deben ser tirados a la basura. Si, mi marido está en la UME y siento que es sólo un robot que el estado utiliza y el de arriba en su cómodo sofa no defiende, mientras su puesto no peligre que se busque las castañas y total, su queja no saldrá de sus cuatro paredes donde se quedará olvidada, no sea que el mundo, se entere de toda la verdad. Encima tenemos que aguantar a individuos (por no llamarlos lacras de la sociedad) que en su vida no hacen nada mas, que estar a salvo en su sillon, viendo la tv o sus series descargadas, mientras en su pc, bien protegida su identidad, crítica la labor de nuestros heroes que se dedican a salvar vidas y espero que el karma haga que un dia sea la suya, espero ese día la cara se le caiga de vergüenza recordando sus palabras.
    Mi marido, sus compañeros, esos que se desloman, no esos que están en su cómodo despacho, son auténticos héroes sin capa ni coraza. Me siento orgullosa se mi marido y de mi familia ertxantzak de todos y cada uno y mes doy las gracias por ser como son aun oyendo lo que oye

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s